Decora la habitación de tu bebé: 10 ideas para copiar

¿Estás a punto de ser mamá o papá? Seguro que tienes muchas ganas de decorar la habitación de tu bebé. Crear un lugar acogedor y cómodo para él, para que se sienta a gusto, despierte sus sentidos y crezca feliz. Es un momento mágico al que quieres dedicar todo tu cariño. Ahí van 10 ideas para inspirarte.
Publicado por Laura Pou · 26 de mayo de 2024
Decora la habitación de tu bebé: 10 ideas para copiar

1. Habitación infantil nórdica en blanco, verde y madera

El uso de tonos suaves crea espacios serenos y acogedores, como los de esta habitación para bebé creada por Patricia Ruiz. La elección de un verde pastel, combinado con el blanco y la madera, así como el uso de muebles de líneas simples y sencillas, crean un espacio relajado para los primeros meses de tu bebé.

Una habitación en la que no falta detalle. Con un pequeño armario donde guardar toda su ropita, un cambiador, estantes para dejar todos sus juguetes y un original puff de pana en rosa que, además de aportar un toque de color, te da comodidad y un lugar en el que, como mamá, podrás relajarte.

2. Habitación para bebé de estilo nórdico y rústico

Una habitación para tu bebé no tiene por qué durar tan solo unos meses. Puedes crear una estancia que evoluciona con él. Como en este proyecto de Livitum en el que se ha usado una práctica cuna que tiene diferentes posiciones y se convierte en diferentes camas, según la edad del pequeño. 

Además, en este diseño también se ha creado una pequeña zona de ocio, con una pequeña mesa y unas sillitas, para cuando el pequeño ya desarrolle sus dotes del artista que lleva dentro.

Todo ello, con una combinación infalible, en la que el blanco y la madera son los protagonistas. 

3. Look rústico para habitación de bebé

La habitación del bebé no tiene por qué tener siempre tonos suaves y muebles blancos. Puedes conseguir un look rústico ideal. Ficha esta propuesta de Ainhoa Hidalgo, en el que toques de rústico, con aires boho, también consiguen un lugar relajado para el más pequeño de la casa.

Aquí, la cuna también es evolutiva, para que vaya creciendo con el niño, mientras que el uso de la madera y de fibras naturales en la lámpara y los espejos de la decoración crean un ambiente muy chic y natural, que puede que hagan que el pequeño despierte su  amor por la naturaleza desde bien pequeño.

4. Armario casita en adorable habitación infantil

Puedes optar por un diseño más serio o puedes dejarte tentar por los increíbles muebles infantiles que hay en el mercado y crear una habitación de ensueño, muy coqueta y cuqui.

Echa un vistazo a este diseño. Aquí un armario en forma de adorable casita es el eje central de una decoración plagada de detalles dulces. Como un delicado papel pintado en la pared de color rosa con globos y unas preciosas alfombras, con tonos suaves, en el suelo que harán las delicias de los más pequeños.

5. Una habitación para bebé con sala de juegos

En este otro proyecto, se combina una sala de juegos con una confortable habitación para bebé. Por el día es el lugar perfecto para jugar, divertirse y crecer. Por la noche, es un rincón de paz donde tener los mejores sueños.

Se ha elegido un color llamativo para un par de paredes y otro más neutro y claro que las suaviza, creando así un espacio alegre. El uso de color blanco en los muebles también ayuda a que la estridencia de la pared se vea más apagada. Pero, sin duda, lo que marca la diferencia es la elección de unos divertidos muebles,  que la hacen ideal para los más pequeños. Como unas bonitas estanterías en forma de casitas o la cuna con ruedas en las patas.

6. Habitación para bebé muy "cuqui” y resultona

 A veces, menos es más. Una habitación infantil puede ser muy resultona con unos muebles sencillos. El truco está en la combinación de colores y en los detalles de los elementos decorativos.

Mira este ejemplo. Unos muebles de líneas simples, en color blanco y madera, no resultan para nada sosos. Al contrario, solo hay que añadir un poco de color en las paredes y algunos detalles coquetos que la hagan encantadora. 

En este proyecto se ha combinado el papel pintado con una pintura en tono rosa antiguo, que la hacen muy cuqui. Una alegre alfombra, en los mismos tonos, y unos divertidos cuadros de pared, hacen el resto. 

7. Habitación de bebé con mucho color

Los niños necesitan estímulos. Así que no hay nada mejor que añadir color a sus habitaciones. Pero sin excederse. Los colores muy llamativos pueden provocar que se alteren más de la cuenta y no concilien el sueño como es debido. Así que lo mejor es optar por tonos suaves. Como en este proyecto de Livitum. Se trata de una habitación para un niño de año y medio, a la que sus padres le querían añadir mucho color, incluido un arcoíris que le recordará siempre su niñez. 

El resultado no puede ser más bonito. Se han usado varios colores en las paredes, en los muebles y en sus juguetes, pero siempre cohesionados. Y, por supuesto, un bonito arcoíris en forma de estantería, que resume la esencia de esta habitación.

8. Moderno, nórdico y muy acogedor cuarto para el bebé

Una habitación infantil también puede ser elegante y sobria. Pero por ello, no tiene por qué resultar sosa y aburrida. Echa un vistazo a este ejemplo. Se juega con la madera y el blanco en los muebles y se añade un papel de pared con textura de tonos claros. El color se incorpora con unos divertidos cuadros y una alegre alfombra.

9. Habitación bebé con cuna evolutiva

La habitación del bebé debe ser preciosa, pero también debe ser práctica. El niño pasará por diferentes etapas y su espacio debe evolucionar con él. Por eso las cunas evolutivas son ideales para que se adapte a todas sus edades, hasta convertirse en una cama normal. También es importante incorporar una bonita alfombra para realizar el tummy time o “tiempo boca abajo”, para aprender a gatear o para que dé sus primeros pasos. Y, por supuesto, contar con diferentes espacios de almacenaje donde guardar sus juguetes y que éstos estén cerca de su alcance.

10. Habitación para bebé estilo moderno

Si la habitación no es excesivamente grande el uso de una cromática neutra ayudará que ésta se vea algo más amplia de lo que es. Como en este proyecto de Livitum. Los tonos neutros y el uso de madera aportan mucha luminosidad y calidez. Los toques de color, siempre imprescindibles en una habitación infantil, se aportan con unas alegres láminas y una divertida lámpara  en forma de flor.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
Dinos cómo quieres tu casa y nosotros la hacemos realidad
Agrupamos distintos servicios con el fin de conseguir la casa de tus sueños: diseño de interiores, asesoramiento, compra, entrega y montaje. ¡Desde 36 €/habitación!