Total White Soft: los mejores consejos para decorar tu hogar en blanco (sin perder la calidez)

Descubre una tendencia que aporta luminosidad y calidez a tu hogar. El Total White Soft es una variación del clásico Total White, ideal si buscas decorar espacios acogedores con las distintas tonalidades del color blanco.
Publicado por Graciela Olave · 21 de junio de 2024
Total White Soft: los mejores consejos para decorar tu hogar en blanco (sin perder la calidez)

El Total White Soft está ganando lugar en las últimas tendencias decorativas. Un estilo derivado del “Total White", pero en una versión más cálida y acogedora que combina la elegancia del blanco con elementos suaves y naturales. Si eres un amante de los colores claros y quieres darle un toque renovado a tu casa, este artículo es para ti.

¿Qué es el Total White Soft?

El "Total White Soft" es una evolución del "Total White", aquella tendencia que arrasó en la década del 2010. Sin embargo, como bien sabrás, el blanco es un color versátil y elegante, además de tener la capacidad de darle un extra de amplitud y luminosidad a cualquier lugar. Por esta razón, el Total White sigue siendo el estilo favorito de algunos decoradores e interioristas. 

En la búsqueda por escapar del estricto minimalismo y la monocromía, ha llegado el Total White Soft. En esta nueva versión se introdujeron variaciones del color blanco y paletas en tonos neutros y pasteles, así como texturas acogedoras. 

Cómo conseguir una decoración "Total White Soft"

1. Cuida el contraste entre colores 

En primer lugar, si quieres conseguir una decoración Total White Soft, ten en cuenta que debes cuidar los contrastes en tu paleta de colores. Para mantener la uniformidad visual y potenciar la sensación de amplitud, es recomendable usar tonos blancos tanto en paredes como en suelos. Puedes optar distintos tonos como blanco crudo, blanco grisáceo, blanco perlado, marfil, crema, etc. 

Asimismo, es aconsejable que vigiles los contrastes entre textiles y muebles. Evita hacer combinaciones muy estridentes como un sofá blanco con mantas de color negro. El Total White Soft busca una continuidad visual que incite a la calma y la serenidad. 

2. La madera es un buen aliado

Si de materiales se trata, la madera de tonalidades claras puede ser un buen aliado. Además de los clásicos materiales blancos, como azulejos o paredes de cemento, puedes probar con muebles y accesorios de este elemento. Lo que buscamos es un contraste sutil entre la madera y los colores de fondo: añadirás profundidad sin romper la armonía del blanco.

Si tu casa tiene una tendencia rústica, no temas en decorar con muebles de madera envejecida o cruda. Las grietas e irregularidades del mobiliario aportará texturas interesantes a la decoración general. 

3. Prueba otras tonalidades 

Una de las grandes ventajas del Total White Soft, es que nos permite jugar con colores que van más allá del blanco. Te recomendamos incluir muebles o accesorios en paletas variadas que no generen demasiado ruido visual. Por ejemplo, algunos toques de gris claro, marrón suave, beige o tonos pasteles. Estos colores funcionan muy bien en espacios como el salón o el dormitorio. Prueba con una cómoda de madera grisácea o con textiles en diversas tonalidades de beige y marrón claro. 

4. Prioriza la iluminación cálida

El Total White Soft genera atmósferas cálidas y relajantes. Precisamente, esa es su gran diferencia con el clásico Total White: evita a toda costa los ambientes fríos. Por eso, es muy importante que elijas una iluminación acorde. Prefiere lámparas de luz cálida con pantallas en tonos acogedores que contrarresten el exceso de blanco en el espacio. Puedes complementar con un bonito aplique de base en tonos marrones o pasteles o con una lámpara de techo en rosa empolvado. 

Decora el salón al más puro estilo Total White Soft

El salón es una estancia donde puedes sacarle máximo provecho a esta tendencia. Combina sofás y sillones blancos con cojines en tonos beige y gris claro. Añade una alfombra de textura suave en tonos naturales y utiliza muebles de madera clara para dar un toque acogedor. 

Las cortinas de lino o algodón en tonos blancos o beige claro también son una buena idea. Permiten la entrada de luz natural, creando una atmósfera luminosa y aireada. Además, puedes incorporar plantas de interior en macetas de cerámica o mimbre. Esto aportará frescura y un toque orgánico al espacio, contrastando maravillosamente con el fondo blanco.

Dale toques de Total White Soft a los dormitorios

Finalmente, si buscas crear un dormitorio relajante con toques de Total White Soft, elige ropa de cama y cortinas blancas que establezcan una base fresca y limpia. Complementa con cojines y mantas en tonos tierra muy suaves. Por otra parte, un cabecero de madera clara podría añadir un toque natural y rústico. También puedes decorar con lámparas de mesa de luz cálida para lograr una atmósfera acogedora. Finaliza el look con detalles decorativos sutiles, como alfombras de fibras naturales, cestas de mimbre y cuadros en tonos neutros. 

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
¿Quieres decorar tu casa y no sabes por dónde empezar?
Vive la experiencia de tener tu propio diseñador de interiores desde 36 €. Disfruta de nuestro servicio 100% online, realizado en 3D y con asesoramiento profesional.