15 trucos creativos y útiles para decorar habitaciones juveniles pequeñas

¿Estás en proceso de decorar una habitación juvenil pequeña? ¡Tranquilidad! Sabemos que puede ser un reto, pero hoy queremos dejarte 15 tips súper fáciles para que aproveches al máximo el espacio del dormitorio. Decorar una habitación juvenil pequeña puede ser un verdadero desafío. Mantener el orden, dar espacio a la expresión personal y además, todo esto en un espacio reducido. No te preocupes, porque con algunas técnicas de interiorismo, todo tiene solución.
Publicado por Graciela Olave · 5 de junio de 2024
15 trucos creativos y útiles para decorar habitaciones juveniles pequeñas

Los niños y adolescentes buscan un lugar donde sentirse cómodos e identificados. Es decir, la habitación juvenil debe reflejar sus intereses y personalidad. Por eso, te recomendamos que antes de hacer cualquier cambio radical lo consultes con él o ella. Es importante que sientan pertenencia en su dormitorio, pues pasarán largos periodos de tiempo allí, ya sea durmiendo o estudiando.  

Revisemos algunos tips muy sencillos para que decorar una habitación juvenil pequeña. 

1. Utiliza el espacio vertical de la habitación

Las paredes y el techo nos brindan gran cantidad de espacio, a menudo olvidado. Utilizar el espacio vertical nos permite descongestionar el suelo y facilitar el orden de la habitación. Aprovecha este extra de almacenamiento con estanterías flotantes o percheros anclados a la pared. También es una buena idea colgar algún póster de las temáticas o celebridades favoritas del niño o adolescente. 

2. Ante espacios reducidos, colores claros

Si te has planteado pintar la habitación o hacer algunos retoques cromáticos, prefiere tonalidades claras. Colores como el blanco, el beige, el azul claro o el rosa pálido, iluminan automáticamente el lugar. Esto provoca que la luz reflejada amplíe el espacio visualmente, lo cual es clave si el dormitorio juvenil es pequeño o estrecho. 

3. Escoge una cama “inteligente”

La cama es el mueble principal del dormitorio, pero si este es pequeño, puede ser un problema a nivel de espacio. Existen camas elevadas que permiten usar el espacio vertical de la habitación e instalar otros muebles bajo ella. Por ejemplo, un escritorio o un pequeño vestidor. 

4. Decora con uno o varios espejos

Los espejos son clave cuando queremos decorar un dormitorio pequeño. No solo por ser funcionales y decorativos, sino también porque reflejan la luz y ayudan a ampliar visualmente el espacio. Te aconsejamos que al menos un espejo se ubique frente a la ventana principal. 

5. Incorpora una luz focal adecuada 

Muchos adolescentes o niños usan su habitación para estudiar o realizar trabajos escolares. Proporcionarles una buena zona de trabajo es esencial. Por eso, deberías añadir una lámpara que genere una luz focal directa sobre sus materiales de estudio. 

6. Escritorio compacto, pero cómodo 

En línea con el punto anterior, procura que el escritorio que ubiques en el dormitorio sea ergonómico y cómodo. Evita mesitas demasiado bajas que obliguen al niño o adolescente a encorvarse para poder estudiar. Además, te aconsejamos invertir en una silla que cumpla con sus necesidades físicas e intelectuales. Piensa que en esta etapa de nuestra vida pasamos largas horas leyendo o trabajando en el ordenador.

7. Papel pintado decorativo: una buena opción 

Si quieres darle un toque distinto a las paredes del dormitorio juvenil, puedes probar con un lindo y original papel pintado. Instalarlo no implica grandes reformas y añadirás un punto de personalidad en la habitación. Conversa con el niño o adolescente que vaya a utilizar el dormitorio: pregúntale qué diseños le gustan más y qué tipo de colores prefiere. Eso sí, procura mantener la paleta cromática clara para evitar que el espacio reducido se perciba como un entorno agobiante. 

8. Otras fuentes de luz

Además de la luz focal sobre el escritorio, es conveniente que añadas otras fuentes de iluminación en el dormitorio. Una lámpara colgante es ideal para distribuir la luz a través de todo el cuarto, algo esencial para la noche. Además, puedes añadir una lámpara de lectura en la mesita de noche para promover la conciliación del sueño.

9. Muebles multifuncionales y con almacenamiento oculto

Elige muebles que puedan cumplir más de una función a la vez. Por ejemplo, un canapé con almacenamiento incorporado. Otra buena idea es elegir una repisa con adornos decorativos y cajones de almacenaje. 

10. Elige textiles que sean representativos

Antes de escoger la funda de la cama o las cortinas de la habitación, procura comentarlo con tu niño o adolescente. Es fundamental respetar sus gustos e implementarlos en algunos objetos como el edredón. 

11. Puertas correderas en el cuarto

Los dormitorios pequeños se ven muy beneficiados con el uso de puertas correderas. Esto se debe a que las puertas clásicas utilizan parte del espacio al abrirse. Si tienes la posibilidad, instala una puerta corredera que sea de fácil uso y que combine con la estética general del lugar. 

12. Incorpora una pizarra en la pared

Las pizarras, de por sí, son muy útiles en oficinas o en la cocina. Dado que la habitación de un niño o adolescente funciona también como zona de trabajo, una pizarra adhesiva será un acierto asegurado. Además, es una forma funcional de aprovechar el espacio de las paredes cercanas al escritorio.

13. Una cesta para la ropa siempre es bienvenida

Posiblemente, uno de los mayores desafíos de los dormitorios pequeños es lograr que se mantengan ordenados y limpios. Y más aun si se trata de una habitación juvenil. Por eso, una cesta que tenga soporte incorporado ayudará a conservar separada la ropa limpia de la ropa sucia. 

14. Cortinas ligeras en las ventanas

Para facilitar la entrada de luz natural, es esencial que el dormitorio cuente con cortinas delgadas y ligeras. Esto facilitará la iluminación durante el día. Eso sí, no olvides escoger colores claros como blanco, marfil o crema. 

15. Destina un espacio para mochilas

Finalmente, queremos recordar la importancia de darle su lugar a cada objeto. En las habitaciones de espacio reducido, necesitamos máxima organización. Y las mochilas de los niños y adolescentes suelen ser un elemento que entra y sale del dormitorio, por lo que es de esos objetos que tarde o temprano provocarán algo de desorden. La mejor solución es que determines un punto del dormitorio específico para bolsos y mochilas. Ya sea un cajón o un perchero, aquel sitio te ayudará conservar el orden y la limpieza.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
La casa de tus sueños diseñada por profesionales desde 36 €
Vive la experiencia de tener tu propio diseñador de interiores. Recibe tus diseños en 3D y una Shopping List personalizada. Compra todos los muebles de tu diseño y disfruta de nuestro servicio de entrega y montaje.