Medidas y distancias para decorar tu salón y conseguir una distribución perfecta

A la hora de diseñar la decoración de un salón hay una serie de proporciones que se deben tener en cuenta para situar los diferentes muebles en la zona. Ya sea un salón grande o pequeño, las medidas mínimas son las mismas, lo que variará será el tamaño de los elementos a colocar o la cantidad de los mismos. Es decir, los muebles deben estar proporcionados al tamaño del salón
Publicado por Marta Parareda · 18 de abril de 2024
Medidas y distancias para decorar tu salón y conseguir una distribución perfecta

No vale situar un gran sofá en un salón pequeño, ni un minúsculo sofá en un gran espacio. Lo que sí será igual es la distancia mínima que debe haber entre ese sofá y el resto de muebles del salón. No te preocupes, te damos las medidas.

No hace falta que cojas el metro y sitúes los muebles al milímetros. La vista y la coherencia son las reglas básicas para colocar cada mueble en su lugar. Sin embargo, hay unas medidas estándares que pueden ayudarte para sentirte mucho más cómodo en un espacio al que normalmente vas a relajarte.

1. El sofá y su situación

El elemento de mayor tamaño en un salón y el foco de atención suele ser el sofá, así que partiremos de ese punto. Dependerá un poco de cómo quieras situarlo. Por ejemplo, si es un sofá con chaise longue necesitarás al menos 3 metros de ancho, mientras que si quieres colocar dos sofás enfrentados, la distancia ideal es de 4 metros.

Ese sofá tampoco debe estar pegado a los muebles que lo rodean. Debe existir cierta distancia de paso para que el espacio fluya. Además, debes estar cómodo, por tanto, la mesa de centro, si es que la hubiera, debe estar al menos 45 cm. del sofá, para poner cómodamente las piernas al sentarte o para poder moverte a su alrededor.

Del mismo modo, para que la decoración sea estéticamente uniforme, si colocas más butacas junto al sofá debes tener en cuenta que la altura de los asientos sea la misma. Si no coinciden, porque las butacas son algo más bajas, puedes igualarlas colocando un cojín en su asiento para que visualmente se vean igual.

2. Mesa de centro

La mesa de centro tampoco la puedes colocar así como así, ni debe tener una medida exageradamente grande o muy pequeña.  Al igual que el resto de elementos del salón debe estar proporcionada  a los metros cuadrados del espacio y, sobre todo, al tamaño del sofá.

Es bueno que la mesa de centro mida al menos la mitad del sofá, para que quede equilibrada. Y también es importante su altura. Ésta no debe superar en más de 10 cm. al del asiento del sofá, ni estar por debajo de él más de 10 cm. De otra forma, te resultará incómoda.

Igual ocurre con las mesas auxiliares junto al sofá. Siempre deben ser más estrechas que el ancho del sofá y preferiblemente colocarlas a unos 15 cm. del mismo, no enganchadas a él ni muy separadas.

3. Muebles

Con los muebles, ocurre lo mismo que con los sofás. Si el espacio es reducido es mejor optar por muebles de líneas sencillas y ligeras, que visualmente ocupen poco espacio. Olvídate de los armarios ornamentados o que ocupan toda la pared. Esos solos debes usarlos si cuentas con un salón de grandes dimensiones.

No debes situar otros muebles muy cerca del mueble principal. Es importante dejar espacio para que puedas circular holgadamente por la estancia. La distancia mínima es de 80 cm., pero si el mueble cuenta con cajones, amplía esta distancia al metro, para poder moverte con facilidad incluso con los cajones abiertos.

4. Alfombras

Las alfombras también tienen una proporción adecuada. Es importante que ocupe toda la superficie de los asientos desde las patas delanteras del sofá hasta englobar a todas las butacas y puffs que tengas en la zona. Pero sin pasarse. Si cuentas con poco espacio, tener una alfombra sobredimensionada solo hará que el salón parezca mucho más pequeño.

5. Tamaño del televisor

Aquí entran en juego las pulgadas del televisor para colocarlo a una distancia óptima que no nos provoque problemas de visión. Ni demasiado cerca, ni demasiado lejos. Cualquiera de las dos cosas puede perjudicarte la vista. Y, aunque a todos nos gustan las pantallas grandes, por aquello de emular un cine en casa, no te pases. Lo ideal es que, por cada 10 pulgadas de televisor, se dejen 50 cm. de separación entre el aparato y el sofá.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
La casa de tus sueños diseñada por profesionales desde 36 €
Vive la experiencia de tener tu propio diseñador de interiores. Recibe tus diseños en 3D y una Shopping List personalizada. Compra todos los muebles de tu diseño y disfruta de nuestro servicio de entrega y montaje.