Un dormitorio infantil y dos propuestas muy divertidas

Construir un espacio pensado para que su pequeña propietaria se sienta cómoda, segura y que fomente su creatividad: este es el objetivo de un proyecto para el que nuestra interiorista Ainhoa Hidalgo ha formulado dos propuestas de diseño. En esta ocasión, toda la atención se ha centrado en crear un espacio que estimule su curiosidad, favorezca la concentración y potencie su autonomía. Te contamos cómo se han construido las dos propuestas. ¿Cuál te gusta más?
Publicado por Margarida Muñoz · 5 de mayo de 2023
Un dormitorio infantil y dos propuestas muy divertidas

Punto de partida

Un espacio de planta rectangular con suelos marmoleados y un gran ventanal que permite la entrada de mucha luz natural es el marco con el que contábamos para amueblar y decorar este dormitorio infantil.

Junto a la entrada encontramos la zona de almacenaje compuesta por dos muebles de la misma colección: un armario de dos puertas y una cómoda de seis cajones.  Se trata de un diseño de líneas depuradas y en color blanco que resulta súper ligero y que, además, cuenta con un detalle que lo hace especial: los frontales de puertas y cajones son en lino. El uso de este material tan delicado en un mueble no solo le resta peso visual, sino que lo hace muy adecuado para un dormitorio infantil, dándole un toque de dulzura a la zona más funcional de la estancia.

¿Qué tienen en común las dos propuestas?

La zona de juegos se ha colocado en el centro. El objetivo es doble: por un lado, aprovechar al máximo la luz natural y, por otro, facilitar la circulación alrededor de la mesa. En ambos casos, se ha optado por una mesa redonda rodeada de varios taburetes y sillas. Se ha enmarcado el conjunto con una alfombra que, además de darle un toque divertido a la estancia, facilita que la zona quede delimitada visualmente.  

Esto es especialmente importante en el caso de las habitaciones infantiles, ya que nos ayuda a explicarles a los peques cuál es el sitio destinado a jugar. Recuerda que es importante establecer un lugar fijo para cada una de las actividades que realizan (cambiarse y guardar la ropa, ordenar los juguetes, leer, hacer los deberes…) para que le resulte fácil interiorizar la función que tiene ese espacio concreto de su cuarto o de la casa.

Propuesta A: con una preciosa cama-cabaña

En la pared contigua a la puerta de entrada se ha ubicado una preciosa cama-cabaña.  Se trata de un mueble compuesto por una cama alta a la que se accede por una escalerita y una zona de juegos/almacenamiento en la zona inferior. El tejado, en forma de casita, se puede desmontar. Este tipo de mueble, además de ser muy muy bonito, ayuda a crear un espacio de intimidad para la pequeña, creando para ella un verdadero refugio en el que estar cómoda y tranquila.

Para completar la habitación de esta ávida lectora se han sumado dos mini-librerías -una blanca en forma de escalera y la otra también en forma de casita- y una lámpara de pie con la estructura de madera de bambú y la pantalla en lino de color beis que aporta calidez y que ayuda a crear una iluminación acogedora.

Para no recargar la estancia y que la cama-casita centre todas las miradas, no se han vestido las paredes. La única decoración la conforman algunas láminas y tres espejos que, al situarse frente a la ventana, ayudan a dispersar la luz y reforzar la luminosidad del dormitorio.

Propuesta B: con una original cama apilable

En esta ocasión, se ha optado por una cama apilable con el objetivo de multiplicar el número de camitas para una fiesta de pijamas. Los papás de esta pequeña valoran muchísimo la importancia de que los peques socialicen y ¡son muy previsores! Se ha vestido con ropa de cama en colores neutros para dar protagonismo al verde de la pared de fondo.  

Completan el equipamiento de esta zona una mesita de noche en blanco y madera con un cajoncito y un aplique de lectura. El aplique se ha colgado en la pared contigua a la cama, decorada con un precioso papel pintado con topitos de colores.

También en esta opción se han introducido dos muebles auxiliares -una pequeña librería y un mueble juguetero- y se han decorado las paredes con un juego de 3 espejos que dispersan la luz que entra por el gran ventanal y varias láminas deco elegidos por nuestra pequeña protagonista.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
Una casa de revista a tu alcance, ¡y en un solo clic!
Si sueñas con tener una casa de revista, ¡bienvenid@! Agrupamos todos los servicios para conseguirlo: diseño de interiores, asesoramiento, compra, entrega y montaje.