Cómo ordenar tus libros para evitar el ruido visual: ¡6 tips!

Si eres un ratón de biblioteca que atesora en su casa cientos de libros, esto te interesa. Porque tener muchos libros es sinónimo de cultura, de que eres una persona leída, a la que le gusta evadirse con historias increíbles. Sin embargo, ocupan un espacio que posiblemente no tienes. Y tenerlos amontonados en todos los rincones de tu casa, ya no es una opción.
Publicado por Marta Parareda · 3 de julio de 2023
Cómo ordenar tus libros para evitar el ruido visual: ¡6 tips!

Así que toma nota de algunos tips para ordenar tus libros de forma que queden decorativos, sin que molesten a la vista. Vamos, evitando lo que se llama el ruido visual. Esa sensación, que reciben tus ojos, desagradable, que te indican que frente a ti tienes una mala decoración o mucho desorden.

Como decía la escritora Marguerite Yourcenar, “la mejor manera de conocer a una persona es ver sus libros”. No solo por las temáticas que frecuenta, sino también por cómo los tiene guardados. Mostrarán si eres ordenado o vives en el caos, si eres amante de tus posesiones o te da todo igual.

Por ello, es fundamental ordenar tus libros con coherencia. Sabemos que funcionalmente es imprescindible ordenar tus libros de manera que te sea fácil encontrarlos. Sin embargo, eso muchas veces choca con una buena decoración. Ya que quizás, esos libros que tanto te gusta releer, estéticamente no tengan nada que ver entre ellos, creando una confrontación estética que no ayuda a evitar ese ruido visual que queremos evitar.

1. Unifica tamaños y colores

A nivel decorativo es mucho mejor colocar los libros en la librería con cierta coordinación estética. Ya sea con colores de lomo similares o por tamaños. Si junto a un libro de gran tamaño colocas otro en miniatura, quedará muy mal porque no tendrán mucha simetría. Del mismo modo, si colocas libros de tonalidades muy antagónicos, tu vista puede volverse loca con tanto estallido de color. 

No hace falta situar juntos todos los libros con lomo azul, ni todos los negros en otro estante. Lo importante es que se combinen entre ellos. Por ejemplo, colocando todos los libros con lomo de tonos neutros juntos o unificando los de colores fríos.

2. Dale la vuelta a los libros

Una tendencia que ha estado muy boga en los últimos tiempos es la de colocar los libros al revés. Es decir, con el lomo mirando hacia la pared, dejando las páginas al frente. De esta forma, sea como sea el libro, quedará conjuntado a la perfección con el siguiente, ya que todos serán del mismo color.

El único problema que tendrás con eso es que deberás acordarte de dónde está cada uno de los libros. Si no será difícil discernir cuál es el  que buscas, viendo solo sus páginas.

3. Intercala elementos decorativos

Para evitar la monotonía visual que puede provocar una larga hilera de libros, es buena idea intercalar entre ellos algún que otro objeto decorativo. Piensa en jarrones con flores o fotos de tus viajes. De esta forma, el objeto decorativo puede ayudarte a cohesionar los diferentes colores de los lomos de los libros.

4. Juega con su posición

Si cuentas con varias estanterías, es bueno que juegues con la posición de los libros. Eso sí, con coherencia. En una balda ponlos en vertical, mientras que en la siguiente colócalos en horizontal. Como siempre, escogiendo los de tamaños similares para que estéticamente queden mejor.

5. El orden ante todo

De nada sirve poner los libros por colores y tamaños si los colocas de forma desordenada en la estantería o librería. No abuses colocando muchos libros. Es mejor elegir unos pocos y guardar el resto en un lugar escondido, que te sea fácil de encontrar. Dentro de un armario o de algún cajón.

Ordenar la estantería es una excusa perfecta para seleccionar tus libros, desechar los que no te interesan y hacer espacio para nuevas adquisiciones.

6. Utiliza cestas y cajas para guardarlos por temáticas

Si tienes un problema de almacenaje y tus libros tienen que estar sí o sí en la librería del salón, también es buena opción dejar a la vista los más bonitos y esconder en cajas decorativas el resto. De esta forma alternarás libros con cajas o cestas decorativas, rompiendo con la monotonía de tanto libro, al tiempo que las cajas se convertirán en un elemento decorativo más. Eso sí, procura que las cajas se ajusten en color y material al resto de tu decoración, y no te olvides de etiquetarlas por temáticas para saber qué libros esconden en su interior.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
La casa de tus sueños diseñada por profesionales desde 36 €
Vive la experiencia de tener tu propio diseñador de interiores. Recibe tus diseños en 3D y una Shopping List personalizada. Compra todos los muebles de tu diseño y disfruta de nuestro servicio de entrega y montaje.