4 tips para decorar nuestras paredes

Enfrentarse a una pared en blanco para decidir cómo decorarla puede compararse a la sensación que experimentan los escritores ante una página en blanco. Aunque uno tenga muchas ideas, no sabe por dónde empezar, en qué inspirarse, ni confía mucho en el resultado final. Aunque tu estilo sea muy minimalista, procura no dejar nunca una pared sin decorar. Siempre es mejor darle un pequeño toque. Bien sea con un objeto en la pared, con color o con algún mueble que desvíe su desnudez.
Publicado por Marta Parareda · 21 de septiembre de 2022
4 tips para decorar nuestras paredes

1. Juega con el color de las paredes o con papeles pintados

Lo más socorrido puede ser jugar con la pintura de las paredes. Si quieres focalizar la mirada en una pared concreta, píntala de un color diferente al resto. Atraerás toda la atención hacia ella. Eso sí, hazlo de un color que combine con el resto y no resulte muy estridente.

¿Y qué te parece si pintas una pared de pizarra? Son perfectas para la cocina, donde anotar la compra, o en la habitación de los más pequeños para desarrollar su creatividad.

Otra buena opción es apostar por los papeles pintados. Hay una gran variedad en el mercado. Desde estampados florarles a formas geométricas, pasando por los de color liso que aportan textura. La habitación de los niños quedará genial con un estampado infantil y ese pequeño distribuidor tendrá más dimensión con un papel de rayas verticales.

Si eres un artista, puedes plasmar tu creatividad en tus paredes. Bien en forma de mural pintado por ti o bien con plantillas que te permiten crear figuras extraordinarias. Si no te ves capaz, también puedes pedir ayuda a un profesional y, por qué no, si eres muy atrevido arriésgate con un grafiti en la pared de la sala de los juegos.

2. Añade stickers, molduras o lamas de madera

También puedes añadir algún sticker. Son fáciles de pegar y, lo más importante, fáciles de sacar si alguna vez te cansas de ellos. Hay motivos florales, frases motivadoras o la reproducción de aquella foto de tu viaje a  Nueva York que tan bien te quedó. Solo has de procurar que, al adherirlo a la pared, no te queden burbujas.

Para los más clásicos, es una buena idea jugar con las molduras, los entrepaños y las lamas de madera. Aportarán mucha textura a la estancia y le darán ese toque de glamour innato de las antiguas casas señoriales. Un buen aplique de pared, antiguo o de diseño, también es una buena idea.

3. Decórala con los objetos más imaginativos

Pero más allá de la pared en sí, hay mil y una forma de decorarla con objetos. Los más clásicos son los cuadros, los espejos y un buen reloj de pared. Un gran lienzo o un enorme espejo quedarán geniales en el salón, mientras que varios espejos pequeños darán dinamismo a ese pasillo. Sin embargo, no son los únicos objetos con los que puedes decorar.. 

Si buscas un estilo mediterráneo, por qué no poner sombreros o cestas de mimbre colgadas de la pared. También puedes optar por platos de cerámica que le darán un toque más rústico o por redes de pesca y objetos marineros, si estás cerca del mar.

En la cocina, sé original y cuelga tapas de cazuelas, cubiertos de madera o la vajilla heredada de la abuela. En tu oficina, presume de tus logros. Ese título universitario o ese proyecto arquitectónico que tantos quebraderos de cabeza te trajo. Busca la originalidad. Cualquier objeto puede sustituir a un cuadro insulso. Deja volar tu imaginación y prueba cómo queda. ¡A lo mejor te sorprendes!

4. Apuesta por plantas y recuerdos

Si te gusta la naturaleza y quieres un poquito de exterior en tu hogar, puedes añadir plantas en macetas colgantes o crear tu propio jardín vertical. Es una buena solución para tener todas las hierbas aromáticas a mano, al tiempo que decoras ese espacio tan aburrido de la cocina.

No olvides que tus recuerdos son importantes. Una buena idea son las fotos familiares o los recuerdos de viajes. Distribuidas elegantemente en una pared, algunas fotografías, por ejemplo en blanco o negro, quedarán geniales.

Decora cómo quieras, pero intenta hacerlo con gusto y sin atiborrar la pared. El menos es más es una regla casi imprescindible en decoración. La estancia quedará más ligera y el espacio fluirá mejor.

¿Te gusta esta idea para tu casa?
Te ayudamos a hacerla realidad
Empezar
La casa de tus sueños diseñada por profesionales desde 36 €
Vive la experiencia de tener tu propio diseñador de interiores. Recibe tus diseños en 3D y una Shopping List personalizada. Compra todos los muebles de tu diseño y disfruta de nuestro servicio de entrega y montaje.